Tarjetas gráficas gaming

¿Has intentado subir al máximo la calidad de algún videojuego y tu tarjeta gráfica ha empezado a echar humo? ¿No has pensado que necesitas nuestras tarjetas gráficas gaming? Y si en estos dos puntos me das la razón… ¿A qué esperas para comprar un pepino de gráfica?

¿Por qué comprar tarjetas gráficas gaming?

Debemos comprar una tarjeta gráfica optimizada para gaming por una sencilla razón: Es el ‘tercer componente’ que se suele mejorar o renovar en un ordenador, lo que quiere decir que es muy importante para su correcto funcionamiento.

Antes de lanzarnos a por una tarjeta gráfica de gaming debemos tener en cuenta varias cosas. La primera, aunque parezca obvia, es el tamaño de la caja. Tienes que asegurarte de que tu caja es más grande que la propia tarjeta. Después hay más factores a tener en cuenta, como puede ser la fuente de alimentación. Si tu tarjeta gráfica le exige demasiado a la fuente de alimentación puede ser peligroso para la misma. Y si no vamos a jugar a los últimos títulos ni en 4K no creemos que sea necesario adquirir una gráfica de ultimísima generación, ya que a nuestro bolsillo le va a suponer un sobrecosta importante, el cuál no vamos a utilizar.

A nosotros nos gusta mucho toda la gama GTX de Nvidia, preferiblemente de 1050 en adelante, aunque las Radeon de AMD también tienen un funcionamiento óptimo.